Hurt memory

[Text in Spanish]: Este texto es la comunicación de Mª Luisa Siquier en la presentación del libro «Los chicos del exilio» de Diana Guelar, Vera Jarach y Beatriz Ruiz.

Todo ser humano tiene una reserva de fuerzas, cuya medida desconoce y sólo en la extrema adversidad puede ser valorada. Cada persona es un objeto tan complejo, que es inútil prever su comportamiento y mucho menos en situaciones límite, ni siquiera es posible prever el comportamiento propio.

El sufrimiento se inscribe en nuestras historias, como un corte en el tiempo. Y en esta escanción de la temporalidad, el lamento o el asombro llaman a un tiempo original donde se manifiesta nuestro deseo de vivir, a través de las resistencias que lo obstaculizan. Allí donde quisimos la salud encontramos la enfermedad y la muerte, allí donde quisimos la riqueza dimos con la pobreza, y así con todo lo demás. Después de haber sido puestos a prueba continuamos deseando las mismas cosas, pero ya no somos más realmente como antes. «Yo» no soy más la imagen que tenía de mí. Aquello que imaginaba de mi se modificó, se transformó, ha sido alterado. No puedo borrarlo, para restaurar la imagen ideal de mi mismo. El deseo de amar y de vivir subsiste, pase lo que pasare, pero no es ya idéntico a la manera como lo imaginaba.

En el sufrimiento lo que nos sucede va siempre en sentido contrario a lo que habíamos imaginado. Somos conducidos por un camino que no queríamos recorrer, que no conocíamos. Allí somos contrariados. En un intento indefinido de restauración de la imagen desaparecida, podemos intentar negarla, no saber nada de ella. Esta tentativa que tiene su fuente en el sentimiento de culpa, nos revela otra alteridad que si podemos librarla de sus ataduras, puede llevamos al descubrimiento del encuentro y la invención.

De esto, y mucho más, da cuenta este libro pensado y hablado por adultos de su adolescencia exiliada y sufriente, rica en matices y descubrimientos. A través de entrevistas muy bien realizadas, aparecen variados testimonios en que el exilio como tema central nos permite pensar y sentir con los autores la problemática de los ideales de los adolescentes y los múltiples duelos, que se añaden a los que de por sí toda adolescencia incluye (por los padres de la infancia, por el cuerpo infantil). Estos duelos asumen características únicas en sus historias. Se trata de las persecuciones ocurridas durante la feroz dictadura militar, llamada eufemísticamente Proceso, de padres, hijos, hermanos y amigos que los obligan a exiliarse, no a emigrar. Esta diferencia aparece recortada con nitidez cuando hablan de sus abuelos inmigrantes, que pasaron por vicisitudes diferentes, aunque a través de la nostalgia se marquen las pérdidas dolorosas. Pero predomina el «elegimos este camino». En estos chicos como antecedente está el miedo a la muerte, a ser secuestrados por su militancia, sus contactos con los que desaparecen y que les llevan a abandonar su tierra querida, por su voluntad o instados y ayudados por sus padres.

Generalmente, el exilio se duplica, bien porque no se adaptan al nuevo lugar, por la insoportable soledad o porque un nuevo destino les ofrece juntarse con seres queridos que los apoyan y se identifican con los mismos problemas: son los amigos. Se comprenden, se solidarizan, se aconsejan, lo que les permite ejercer la fraternidad con toda su fuerza y riqueza. Pero esto tiene su contrapartida: los hermanos que quedaron vivos o desaparecidos que cubren de culpa e inhibiciones lo que ellos intentan poner en acto: vivir lo mejor posible. Son muy jóvenes, sólo han terminado el bachillerato, los recuerdos escolares son permanentes. Tienen que completarse como estudiantes. Se ganan la vida, aquellos a quienes sus padres no pueden mantener, trabajando en ocupaciones no cualificadas. El problema con los papeles está ahí, al acecho permanente. Son sobrevivientes y deben defender legalmente su sobrevivencia. A pesar de las diferencias que se perciben en cada relato, que le da al libro gran riqueza, los temas que les preocupan son […]

Mª Luisa Siquier
leave a comment

Download full text (text in Spanish)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *