Presentation of Leandro Carmona y Núria Batlle

[Text in Spanish]: Tengo el agrado de presentar, como convidados de Intercambios, a dos jóvenes profesionales:

Leandro Carmona Ros, licenciado en Psicología por la Universidad de Rosario, Argentina, psicoanalista en consulta privada y, a nivel de la pública, ha participado en un Equipo Educativo en Piso de Acogida del área de Exclusión Social y como psicoterapeuta en Fundación Carles Blanch en el área de Badalona Norte. Actualmente colabora con el Centro de Psicología Poblenou y es miembro colaborador de Umbral.

Núria Batlle Julià, licenciada en Historia por la Universidad de Girona, actualmente trabaja en una Escuela de Educación Especial y ha participado en investigaciones sobre diversidad funcional y sistemas asistenciales.

Además de su formación singular, ambos comparten un Máster en Estudios Avanzados en Exclusión Social por la Universidad de Barcelona que, como señalan, les ha motivado a pensar, debatir conjuntamente y elaborar este texto que nos dan a conocer.

Me ha parecido interesante este escrito que apunta a un trabajo entre disciplinas que consideran conjuntamente la vertiente subjetiva y la social, que les lleva a un cuestionamiento sobre temas candentes relacionados con la institución escuela, específicamente con aquello que, como lugar de socialización incluye, pero también excluye… sin saberlo.

Excluye el malestar de los profesores (poco trabajado en general) que dificulta su función y su deseo de enseñar, así como el de otros profesionales. La multiplicidad de dispositivos actuantes —que suelen llevar a cierta confusión— y la gran producción tanto de indicaciones como de diagnósticos que dejan de lado —excluyen— la singularidad del niño y las dificultades familiares, sociales, etc., desembocando en la —preocupante— medicalización de la infancia. Muy acertada la cita sobre el «Lecho de Procusto», quien no se adaptaba a él, o era agrandado o disminuido, ¡pero el lecho seguía igual!

Interesante también el recurso a la cuestión de la ternura, tema muy trabajado por el psicoanalista Ulloa, como contraposición a la crueldad, tan presente en la actualidad en el lazo social y que en la escuela se trataría, como nos dicen los autores, de que «el adulto invista al saber con la ternura y el reconocimiento, y también un niño que valore lo que recibe del otro, porque está investido de ese afecto tierno».

Reconocemos allí el vínculo transferencial que Freud no sólo refirió al acontecer de un análisis sino como cuestión imprescindible de la transmisión y adquisición de un saber. Vínculo que, en los tiempos actuales, corre el riesgo de tornarse líquido, tal como ha señalado Z. Bauman.

Riesgo sobre el que se advierte en este texto pero que, a la vez, alienta a lograr un quehacer diferente en el ámbito educativo y de la infancia, que reconozca a los actores de este proceso en su singularidad y en el colectivo, evitando patologizar la experiencia humana.

Cuestión difícil, sin duda, que implica un trabajo de los psicoanalistas junto a otros y con otros en diferentes dispositivos, en este caso expresado en el deseo de «seguir apostando a que la educación tenga una impronta emancipatoria para el sujeto».

De allí la importancia del trabajo escrito y de su transmisión, que posibilita dar lugar a debates, a nuevas cuestiones y propuestas.

Teresa Morandi
leave a comment

Download presentation text (text in Spanish)


Read presentation text (text in Spanish) at Issue 43 :: December 2019 already in your bookstore, request a copy here and we will send it to you

Request copies (paper edition 102 pages bound (text in Spanish or Catalan))

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *