A propósito de «Melanie Klein. Seminarios de introducción a su obra» de Horacio Etchegoyen y Luis Minuchin

Horacio Etchegoyen y Luis Minuchin
Buenos Aires: Ediciones Biebel, 2014

Participar en la presentación de un libro es participar en una celebración.1 Y digo celebración cuando habría de decir celebraciones. Estar aquí, reunirnos con uno de los autores, el Dr. Luis Minuchin, quien ha sostenido con esmero esta publicación, es desde ya una fiesta, y hablar de un libro es participar como lectores de un trabajo grupal entre los dos autores2 y de ellos con sus alumnos, en los seminarios. En realidad, es la celebración del pensamiento, de la cultura. Por eso digo celebración, fiesta.

Ya he tenido la suerte de participar de esa celebración al leer el libro; pude palpar la colaboración entre los autores, cada uno con su estilo, su historia, sus preocupaciones y, como trasfondo, los alumnos que recibían esas clases. Y lo que se percibe es que los autores tienen las ideas claras aunque no ocultan las oscuridades teóricas que se plantea todo psicoanalista al tratar con la realidad psíquica. Ellos no escatiman ni ocultan las oscilaciones y dudas o contradicciones que se plantean los grandes creadores. Y el libro trata de una gran creadora, aunque sin la cualidad literaria de Freud. Melanie Klein, gobernada por su intuición y su compromiso con el develamiento de la vida emocional persevera en el compromiso de desentrañar sus misterios. Y Etchegoyen y Minuchin nos acompañan en esa tarea de comprender ese preciso momento en que Klein está investigando un estado mental… Ellos nos van mostrando a los autores con quienes Klein dialoga, siendo Freud el principal interlocutor de Klein. Ella está muy pendiente de la metapsicología desarrollada por Freud pero no abandona su intuición en la búsqueda […]

Carlos Tabbia
déjale un comentario

Descargar reseña completa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *