La ciencia y la dominación autoritaria del sujeto

La ciencia parece surgir como un amo incorpóreo en alianza con una política liberal y desde un discurso único que puede dominar al sujeto. Ese dominio se ejerce principalmente desde que se deifica a la ciencia como único relato sobre el mundo. Las consecuencias de ese cientificismo son múltiples y suponen una concepción del ser humano sostenida en metáforas mecanicistas.
No se asume generalmente que la ciencia tiene límites intrínsecos y que su aproximación al mundo solo proporcionará en el mejor caso una realidad formal.
Pero el límite fundamental a la ciencia cuando contempla lo humano deriva del choque de un método y teorías científicos esencialistas con lo singular existencial. Frente a un determinismo biológico cientificista, se defiende la libertad humana ensombrecida por un determinismo no biológico sino biográfico e inconsciente, mostrando así la vigencia del mandato délfico, no alcanzable por la ciencia.
Ante la deshumanización cientificista es factible y necesaria una resistencia humanista, desde la reflexión filosófica y en la que la relación clínica debe jugar un papel relevante.

Palabras clave:
cientificismo, deshumanización, límites, libertad, determinismo

Javier Peteiro
déjale un comentario

Descargar texto completo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *