Representar, imágenes de construcción subjetiva

Este trabajo, que planteo a modo de juego, toma como punto de partida algunas de las llamadas primeras obras de arte de la historia para pensar en ellas aquellos aspectos que resultan consubstanciales a la representación. Representar es posiblemente la única forma que tenemos de aproximarnos a la realidad, de aprehenderla; una realidad que resulta inefable e inaprensible. No en vano la representación tiene que lidiar con aspectos tan densos como el desamparo, la identificación, la separación, la pulsión, el amor, la muerte, etc. Trata el texto, pues, de recortes que, si las cosas funcionan, construyen una realidad subjetiva, que dan forma al sujeto y que dibujan una exterioridad. Intento, a través de este recorrido, reflexionar para hacer una aproximación a la representación, herramienta de nuestro trabajo, y expresar lo indisociable que resulta de la naturaleza humana. Se trata de poner en una cesta de mimbre «el líquido» de la representación para poder observar los lodos que en aquella se depositan.

Palabras clave:
representación, inefable, presencia, ausencia, construcción subjetiva.

Joan Homs Vich
déjale un comentario

Descargar texto completo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *