Una semiótica particular
Revisiones al respecto del fenómeno psicosomático

En el presente trabajo encontrará una propuesta singular de cómo la categoría de «representación», desde la semiótica, puede entenderse también desde el psicoanálisis, y cómo, en este entrecruzamiento, puede contemplarse cuestiones tan esenciales como las que hacen al ser.

Es pues tomando en consideración dos categorías supremas de la ontología: la cualidad y la relación, que pretendo dar cuenta de un fenómeno elemental en una singular psicopatología: la psicosomática. Es así, como en el desarrollo del mismo, que encontrará algunas cuestiones conceptuales y filosóficas, mismas que de ningún modo están en controversia con el objetivo planteado arriba. Se trata, finalmente, de identificar algunas vías posibles de acceso a una controversial psicopatología, en donde la representación no es precisamente lo que predomina, pues sabemos que esta necesariamente involucra a un tercero y que no solo se evidencia desde la cantidad (uno) en sumatoria con la cualidad (dos), sino que es necesaria su interjección (tres). El punto central, es pues, proponer la función del interpretante como alguien ajeno a esa representación ya que no se ha experimentado aquella vivencia de la que fue sujeto. Sujetado está, pero no sabemos de qué. Se propone entonces saber de qué signo(s) se trata.

Palabras Clave:
representación, cantidad, síntesis y experiencia.

Mauricio Santín Iriarte
déjale un comentario

Descargar texto completo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *